menu x

Recomendaciones para almacenar patatas en condiciones óptimas para su consumo

almacenar patatas

Para poder servir patatas de calidad en un bar o en un restaurante, es fundamental escoger a un buen mayorista de patatas con el que adquirir el producto. Pero para que la patata que se va a preparar en la cocina de un local de hostelería mantenga todo su sabor y propiedades, además ser un producto de calidad, deberá ser almacenada en condiciones óptimas desde que se compra hasta que se consume. Desde Comercio de Patatas y Cebollas, como expertos en la distribución y venta de patatas en Madrid, compartimos en estas líneas las claves para almacenar patatas y conseguir que el producto mantenga su sabor y sus propiedades intactas.

Cómo almacenar patatas y conservarlas en perfecto estado

Lo primero que debes saber antes de guardar patatas en tu almacén es que, si no se toman las precauciones suficientes en su almacenaje, no será difícil que se estropeen y se echen a perder por completo. Recuerda que estamos ante un tubérculo, por lo que se requerirá que el lugar escogido para el almacenaje cumpla una serie de requisitos. Un lugar idóneo sería un lugar fresco y seco. Además, es recomendable escoger un lugar con poca luz, ya que la exposición directa al sol terminaría por pudrirlas. Sin embargo, esto no quiere decir que las patatas deban conservarse en la oscuridad, sino que hay que buscar el término medio.

Una vez escogido el lugar, que en principio encaja con las características de un almacén convencional de cualquier local de hostelería, habría que detenerse en la elección del recipiente. Aquí descartaríamos todo aquel contenedor que sea totalmente cerrado, ya que las patatas necesitan transpirar. De este modo, dejamos de lado cajas completamente cerradas o simplemente cualquier armario con puerta. Un buen lugar podría ser una caja con rendijas que permitan la ventilación del interior o simplemente cajas sin tapa, así como cestas o mallas colocadas en altura, similar a la manera en la que son presentadas las patatas en el momento de la venta.

Precauciones a tomar a la hora de guardar patatas

No podemos olvidarnos de controlar un factor tan importante para la conservación de las patatas como es la temperatura. Hay que vigilar constantemente que la temperatura del almacén no supere los 12º C, pero que tampoco sea inferior a los 7ºC. ¿Qué puede pasar si no se mantiene esta temperatura? Un excesivo calor puede provocar que una patata pierda agua y derivar en la aparición de brotes.

También habrá que tener cuidado de que las patatas almacenadas no se mojen, de lo contrario, acabarán estropeándose. Del mismo modo que será recomendable revisar el recipiente de patatas periódicamente en busca de alguna patata en mal estado, con el fin de apartarla del conjunto inmediatamente y evitando así que acabe estropeando al resto de patatas. Y por supuesto, hay que recordar que las patatas es mejor guardarlas solas, es decir, sin estar en contacto con otros alimentos.

Estos consejos para almacenar y conservar patatas son realmente útiles y te permitirán mantener el producto en condiciones óptimas para su consumo. Pero si crees que no dispones de instalaciones que cumplan con los requisitos para la conservación de patatas como los aquí expuestos, nuestra recomendación es que optes por comprar nuestros productos de cuarta gama. Si quieres conocer más información sobre nuestros servicios de venta de patatas peladas de primera categoría, puedes contactar con nosotros sin compromiso.

¡CONTACTA CON NOSOTROS!

91 785 17 95
670 886 100

Mercamadrid Nave D, Puesto 30 28053 (Madrid)

SOLICÍTANOS PRESUPUESTO

    He leído y acepto la Política de Privacidad de este sitio web

    ¡Comenta!